Home

Duende azul


El duende azul tropezó
con el borde de la luna
y fue mala su fortuna
porque a la tierra cayó

Y nadie prestó atención
caras largas, preocupadas
intención apresurada
se le estrujó el corazón

Pues su mundo era feliz
permanente la sonrisa
el sonido de la risa
era 
bullicio y matiz

No se lo quiso escuchar
sólo asunto de negocios
soñaba volver al ocio
a disfrutar de su hogar
Duende azul

Ya se puso a construir
su vehículo espacial
un bello medio especial
y con él poderse ir

Sin duda duro trajín
aplicó toda su ciencia
habilidad, inteligencia
su denuedo tuvo fin

Y presto para partir
le golpearon la escotilla
fue credencial amarilla
la negativa a salir

Eran tres los inspectores
permiso de conductor
la patente de rigor
apartarse de las flores

Fue franja de clausurado
absoluta interdicción
postergada la ilusión
el corazón abrumado

Exámenes que rendir
y boletas que pagar
y dinero que ganar
para así poder cumplir

Por un circo contratado
volar una tontería
la bella le sonreía
y se supo enamorado

Ella halagó su valor
ese azul celeste cielo
tan suave su bello pelo
sus manos y su calor

Y pudo más el cariño
de la hermosa y sus caricias
y en las funciones delicia
el asombro de los niños
 
del libro Sueños Vagabundos de Ningo